Bombillas LED o Bombillas de bajo consumo

Hace años aparecieron en el mercado las bombillas de bajo consumo, son unas de color blanco que aumentan su potencia de luz conforme va aumentando su temperatura y que necesitan de menos energía para ofrecer la misma potencia de luz que las tradicionales. Tienen un sistema parecido al de los fluorescentes de tubo de toda la vida, pero con algunas diferencias. Recientemente han salido al mercado las bombillas LED, son como unos puntos que se iluminan y ofrecen una gran cantidad de luz, además tienen un gasto de energía muy reducido, con menos vatios de potencia consiguen iluminar lo mismo que las tradicionales o las de bajo consumo. Pero ¿Qué diferencias existen entre ellas? ¿Cuál es más recomendable comprar? Desde Reparargratis analizamos Bombillas LED o Bombillas de bajo consumo en la siguiente explicación.


Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Bombillas LED

bombilla-ledUna de las características de las bombillas LED es su bajo gasto de energía y su larga duración. Tienen una duración aproximada de unas 70.000 horas, eso sería una duración de unos 50 años. Su precio es mucho más elevado que las tradicionales o de bajo consumo, pero sus ventajas hacen que con el paso de los años su valor tenga compensación. El precio de mercado por el que podemos comprar una bombilla LED de media es de unos 6 euros, dependiendo de la calidad, mientras que el precio medio de una bombilla de bajo consumo es de unos 3,5 euros.

La gran diferencia entre las bombillas LED y las de bajo consumo es que las LED no contienen elementos tóxicos para el medio ambiente y consiguen alcanzar el 100% de su rendimiento desde el momento en el que empiezan a funcionar, a largo plazo serán mucho más rentables que las demás. Algo que desconocemos la gran mayoría de las personas es que las de bajo consumo han de ser recicladas como residuos peligrosos, una cosa que las convierte en altamente contaminantes para la naturaleza.

Las bombillas LED, frente a las de bajo consumo, ofrecen una reducción muy considerable del calor. Una bombilla LED transforma un 98% de su energía en luz contra un 2% de calor.

Bombillas de bajo consumo

bombilla-bajo-consumoLas bombillas de bajo consumo, o lámparas fluorescentes compactas, tienen un funcionamiento muy parecido a los tradicionales fluorescentes de tubo que conocemos de toda la vida. Se diferencian, aparte de que tienen un consumo reducido, de que son frías, utilizan entre un 50% y un 80% menos de energía, aunque producen la misma cantidad de luz, y tienen una duración más elevada. Tienen un precio de mercado más elevado que los fluorescentes de tubo pero una vida mucho más larga, esto las hace más económicas a largo plazo.

El principal inconveniente de las de bajo consumo es que contienen una pequeña proporción de un gas que va de los 3 mg a los 6 mg. Esto las convierte en un residuo altamente peligroso y han de ser tratadas en puntos de reciclaje especiales. No podremos tirarlas a la basura normal una vez no funcionen y deberemos llevarlas a puntos de recogida especiales. En la página web de Ambilamp disponemos de puntos de recogida para las de bajo consumo.

Analizando estos aspectos podemos decir que la mejor opción son las bombillas LED, aunque con un precio más elevado, porque son mucho más eficientes, tienen una duración mucho más elevada y son mucho menos contaminantes para el medio ambiente. Al igual que pasó con las bombillas de bajo consumo, se espera que el precio de mercado de las bombillas LED vaya disminuyendo con el paso de los años.

Si tienes interés en más tutoriales sobre Bombillas LED vs. Bombillas de bajo consumo no dejes de visitar nuestra sección de Iluminación.

Estos artículos también han gustado a otros usuarios

Opina, comenta o pregunta sobre